Descubre las 3 características básicas de la dieta hipocalórica

ensaladas light

¿Quieres bajar de peso? Entonces, uno de los primeros cambios que tienes que hacer es reducir la ingesta de calorías en tu dieta. Reduciendo el aporte calórico semanal, conseguirás que tu organismo empiece a quemar la grasa acumulada en tu organismo y, por tanto, bajes de peso.

Pero, ¿cómo hacer una dieta hipocalórica? Se trata de un método alimentario que, tal y como su propio nombre indica, reside en comer menos calorías de las que tu cuerpo necesita durante el día. Así, con este déficit calórico obligas a que tu cuerpo acuda a la grasa acumulada para usarla como energía. A continuación, te descubrimos las 3 características básicas de la dieta hipocalórica para que, así, puedas bajar de peso desde ya mismo.

Cómo hacer una dieta hipocalórica para adelgazar

Si quieres bajar de peso, tienes que tener claro un concepto: no existen los milagros. Es decir, para cuidar de tu línea y estar en perfectas condiciones no hay más secreto que cuidar la alimentación y hacer ejercicio. Pero, por encima de todo, es la dieta lo que más debemos controlar si queremos quitarnos esos kilos de más.

Tenemos que tener claro que todos los alimentos que consumimos nos aportan ciertas calorías. Y que nuestro cuerpo, diariamente, requiere de unas 1800 a 2000 calorías para funcionar correctamente. Por ello, si apostamos por una dieta hipocalórica, es decir, un método inferior a esas calorías diarias, conseguiremos bajar de peso de forma 100% saludable. A continuación te indicaremos algunos consejos básicos para que puedas llevar a cabo una correcta dieta hipocalórica y, sobre todo, no padecer el efecto rebote.

1. Baja las calorías pero de forma sana

Una de las claves principales para poder llevar a cabo una dieta para adelgazar es que optes por un método alimenticio que se más bajo en calorías pero, sobre todo, sin pasarnos. No debemos obligarnos a hacer una dieta de 1000 kcal porque, por un lado, pasaremos muchísima hambre y, por otro lado, es bastante probable que desistamos en poco tiempo.

Lo mejor es perder peso de forma progresiva pero constante. Por ello, una buena idea es intentar consumir 500 calorías menos al día (siempre bajo recomendación de tu médico o nutricionista) y realizar una dieta de entre 1300 a 1400 calorías diarias que te ayudarán a bajar de peso pero sin pasar hambre. Siempre es recomendable ir perdiendo medio kilo a la semana, es decir, 2 kilos al mes para evitar el efecto rebote en cuanto dejes la dieta.

2. Reduce los hidratos de carbono para adelgazar


Si quieres optar por una dieta hipocalórica es importante que vigiles los carbohidratos. ¿Por qué? Porque este grupo de alimentos es excesivamente calórico y, en parte, no necesitamos esa carga de energía en nuestro cuerpo. Pero no estamos diciendo que los elimines, ¡en absoluto!, simplemente que los reduzcas y los controles más.

Así pues, en lugar de comer un plato de pasta como plato único, es mucho mejor que pongas un poco de pasta de acompañamiento a un pedazo de carne o pescado, por ejemplo. Menos cantidad y sin necesidad de renunciar a ningún alimento.

3. Opta por cenas ligeras

Una de las reglas básicas para poder adelgazar es que evites cenar mucho o cenar alimentos demasiado energéticos. Este es el motivo por el que se recomienda que por la noche se restrinjan los hidratos así como las frutas. Sí, sí: la fruta por la noche es mejor que no la consumas si quieres bajar de peso.

Lo cierto es que el menú ideal a la hora de cenar está compuesto por vegetales y proteínas bajas en grasa. Si sigues esta sencilla regla, conseguirás bajar de peso y, además, disfrutar de sueños más ligeros. Si quieres preparar una cena saludable y baja en calorías, aquí te dejamos algunos ejemplos de cenas ideales para una dieta hipocalórica:

  • Pollo con alcachofas al horno + Yogur 0%
  • Merluza a la plancha con champiñones + trozo de queso fresco
  • Crema de verduras + Bistec de ternera con espárragos trigueros
  • Caldo de pollo + Tortilla de 2 huevos con atún (sin aceite)