Deliciosas recetas saludables con semillas

Platos sanos con semillas

De chía, girasol, sésamo, lino, calabaza... hay muchos tipos de semillas, y todas ellas con numerosas propiedades y beneficios para el organismo. Son diminutas, pero en el algunos casos, milagrosas. Además, se pueden añadir a infinidad de recetas saludables, tanto dulces como saladas, para añadir un extra nutritivo a tus platos.

En toda alimentación saludable, tiene que haber un hueco en la despensa para las semillas. Por eso, te proponemos algunas ideas para que no falten las semillas en tu dieta equilibrada.

1. Batidos o smoothies con semillas

Ya sabes que preparar un smoothie es la forma más natural y nutritiva de aportarle a tu organismo todas las vitaminas y minerales de tus frutas y verduras favoritas. Es una bebida energética ideal para deportistas o para personas que quieren alimentarse sano. Si además le añades las semillas, tu batido será todavía más nutritivo. Prueba con las semillas de chía, pues hay numerosas razones para comer semillas de chía.

Smoothie con semillas de chía

2. Yogures con semillas

El yogur natural aporta calcio, y si además es yogur griego, tendrá muchas proteínas, ideales para el desayuno. No cuesta nada coger semillas y un poco de fruta y convertir un alimento sano en otro mucho más nutritivo y completo. Verás como te sientes con más energía, además de saciado, por lo que evitarás picar entre horas y ganar unos kilos de más.

Yogur de soja con frutas del bosque heladas

3. Pudin de semillas 

Una forma muy común de utilizar las semillas de chía para preparar recetas sanas es hacer un pudin con semillas de chía. Lo único que tienes que hacer es añadir unas cinco o seis cucharadas soperas con las semillas a tu leche favorita. Puedes probar con leches vegetales, como la leche de soja o la leche de almendras. Una vez las semillas de chía hayan absorbido la leche, se habrá formado un pudin delicioso y cargado de nutrientes. Puedes añadirle fruta troceada, frutos secos o cualquier otro alimento sano para enriquecer tu pudin.

Receta de pudin de semillas de chía


4. Mermelada de semillas

Dulce y nutritiva. ¿Qué necesitas? Semillas de chía, porque al mezclarlas con cualquier líquido, adquieren una textura gelatinosa y espesa, ya que forman como un gel. Coge el zumo que más te guste, de melocotón, fresa, naranja... y añade las semillas de chía y un poco de miel o sirope de agave para conseguir hacer la mermelada.

Recetas dulces con semillas

5. Panes con semillas

Olvídate de comer pan blanco de harinas refinadas. Intenta hacer pan integral casero, y añádele las semillas que tengas por casa. Hay muchas razones para comer semillas de lino, de girasol, sésamo... Todas las semillas son perfectas para conseguir que tus panes caseros sean más sanos y nutritivos. También puedes añadir semillas a tus bizcochos y magdalenas. ¡Verás qué ricas quedan!

pan integral de centeno

6. Rebozado de semillas

El pan rallado ya resulta aburrido. Nadie puede negar que unas croquetas rebozadas con pan rallado siempre van a quedar deliciosas, pero en la cocina hay que ser creativo y hay que innovar. Por eso, una buena idea es sustituir el rebozado de pan rallado por semillas molidas o por sésamo. Crujiente, original y con un toque de sabor diferente. Ese será el resultado.

Semillas para hacer rebozados

7. Ensalada con semillas

Que en tus ensaladas no falten las semillas. Pipas de girasol o pipas de calabaza son ideales para cualquier tipo de ensalada, e incluso, sésamo. Esta última semilla también es perfecta para añadirla a tortillas, ya que le aporta un toque crujiente y un extra de nutrición. Ya sabes, ¡no olvides las semillas cuando prepares tus ensaladas! Ni tampoco cuando hagas una crema o una sopa.

Recetas con semillas