¿Cuál es tu alimentación ideal según tu edad?

¿Qué comer según tu edad?

Está claro que no necesitará el mismo aporte energético y alimenticio un niño de 2 años que un adulto de 30, ¿verdad? Y es que, en cada fase de nuestra vida, necesitamos una energía diferente para poder satisfacer las obligaciones diarias y las necesidades de nuestro organismo.

Para que puedas llevar una alimentación equilibrada y saludable, vamos a descubrirte cuál es tu alimentación ideal según tu edad. De esta forma, podrás organizar mucho mejor tu menú diario y darle a tu cuerpo justamente lo que necesita.

La mejor alimentación para cada tipo de edad

Con el paso de los años se hace más complicado perder peso o mantenerse en buena línea. Con la edad, nuestro metabolismo se ralentiza y se vuelve más difícil tener una silueta estilizada y sin grasa. Sin embargo, si prestamos atención al tipo de alimentación que consumimos, podremos atender correctamente nuestro cuerpo y darle, realmente, la dieta que necesita.

La edad influye mucho en la dieta y, cuanto más mayores somos, menos cantidad de calorías necesitamos. Y, por este motivo, deberíamos hacer este reajuste alimentario teniendo siempre en cuenta cuál es la alimentación ideal según la edad de cada persona, desde la alimentación infantil, pasando por la adolescente hasta la edad adulta y la tercera edad.

¿Qué comer si tienes menos de 35 años?

En este momento de tu vida tienes que ayudarte con la práctica de ejercicio físico para poder quemar las calorías diarias. Tu cuerpo cada vez consumirá menos energía (calorías), por tanto, para mantenerte en forma es esencial que aumentes tu consumo calórico con ejercicio o deporte.

Las personas que son menores de 35 años deberán apostar por una dieta rica en hierro, B12 y ácido fólico. El motivo es que estos nutrientes te ayudarán a sintetizar los glóbulos rojos y a mantener tu organismo en plena forma. Este tipo de nutriente lo encontrarás en alimentos como los siguientes:

  • Mariscos
  • Vegetales de hoja verde
  • Huevos
  • Frutos secos
  • Pescados
  • Lácteos

Alimentación ideal para personas de entre 35 a 45 años

En este caso, tienes que empezar a controlar más tu dieta porque las hormonas pueden empezar a tambalearse. Es normal que, en este rango de edad, nos veamos más hinchados y que nuestro metabolismo funcione más lentamente, por lo que mantenerse en buena forma puede resultar complicado.

Debido a los cambios del metabolismo también es frecuente padecer algunos problemas gastrointestinales como, por ejemplo,estreñimiento. Por todo ello, en este periodo te recomendamos que reduzcas el consumo de azúcares y grasas saturadas para evitar la acumulación de calorías en tu organismo. Además, también deberás optar por aumentar la fibra en tu dieta y, así, conseguirás luchar contra el estreñimiento. Además te recomendamos que:

  • Aumenta el consumo de probióticos y prebióticos: para conseguir tener una mayor cantidad de fibra en tu organismo y, además, también conseguir regenerar la flora intestinal de forma saludable
  • Reduce el consumo de ciertos alimentos: deberás controlar el consumo de carbohidratos (arroz, pasta, pan, etc.) y el de grasas saludables. Simplemente, reduce su ingesta y evita comer un plato único de pasta sustituyéndolo, por ejemplo, por un trozo de pescado con acompañamiento de pasta o arroz integral, por ejemplo. No te excedas con el aceite y evita tomarlo frito.

¿Y qué comer si tienes más de 45 años?

En este caso ya nos encontramos en un momento crucial en nuestro organismo ya que, por ejemplo, el cuerpo de la mujer se prepara para la menopausia. A partir de esta edad, tu metabolismo empieza a trabajar de forma más lenta y el cuerpo empieza a almacenar la grasa de forma más rápida y en zonas como la cadera o la barriga.

Esto se une a que, en este momento, es normal que tengamos un mayor apetito por lo dulce debido a los cambios hormonales. Algo que puede jugar en nuestra contra porque, ahora, ya no metabolizamos correctamente este exceso de grasas y azúcares y terminarán almacenados en nuestro cuerpo. Por ello, en esta época de nuestra vida, nada mejor como optar por incluir a la dieta estos nutrientes:

  • Cromo: se encuentra, sobre todo, en lácteos, frutas y en germen de trigo
  • Omega 3: este ácido graso es ideal para nuestro organismo y lo encontraremos en los pescados azules así como en las semillas de chía y de lino
  • Triptófano: se encuentra en la leche, en el plátano, en las pipas y en la avena