Controla tus niveles de cortisol con estos sencillos trucos

como mejorar niveles cortisol

¿Te sientes estresado o cansado? ¿Sientes que has aumentado de peso pese a practicar ejercicio y seguir una dieta equilibrada? Estos problemas físicos y mentales del organismo puedes estar derivados por un trastorno en los niveles de cortisol del cuerpo. Seguramente porque estén más altos de los habitual.

El cortisol, llamado popularmente como ‘hormona del estrés’, es una de las principales hormonas que liberas cuando no te sientes presionado y estás desempeñando una actividad con la que te sientes a gusto. Pese a que se tiende a relacionar el cortisol con aspectos negativos de la salud, esta hormona es necesaria para el desarrollo del día a día para poder vivir.

¿Por qué es importante el cortisol?

La producción de cortisol es necesaria para el ser humano. Y es que esta hormona mantiene al organismo motivado y despierto, aunque el desequilibrio de sus niveles resulta peligroso a largo plazo. Y es que los desequilibrios de cortisol están relacionados con obesidad, ansiedad, trastornos de sueño, desequilibrios hormonales o problemas de fertilidad, entre otros.

Los desequilibrios de cortisol son principalmente al alza. Controlarlos de manera natural es posible a través de hierbas adaptogénicas. Aún así, existen otras formas de reducir de forma natural los niveles de cortisol.

Consejos para disminuir los niveles de cortisol naturalmente

El principal problema de la hormona del estrés es que sus índices en el organismo son demasiados altos, lo que supone problemas tanto físicos como psíquicos. Conocer la manera de bajar los niveles de cortisol naturalmente provocará beneficios en tu salud.

Controla tu alimentación

Una mala alimentación combinada con altos niveles de azúcar en sangre contribuye a producir altos niveles de cortisol. Seguir una dieta anti-inflamatoria basada en alimentos ricos en antioxidantes, fibra y nutrientes esenciales ayudará a equilibras las hormonas y regular el cortisol.

MaraZe || Shutterstock

Más allá del consumo de estos alimentos debes evitar aquellas comidas con altos contenidos de azúcar, los alimentos refinados, o las bebidas alcohólicas y con cafeína. En detrimento de estas comidas, incluye comida que contenga grasas saludables, proteínas y fibra.

Maneja tu propio estrés

Es estrés es uno de los grandes problemas psíquicos de hoy en día. Los impactos de este problema en el organismo repercuten negativamente en todo el cuerpo. Y es que una persona estresada tiende a aumentar la respiración, el ritmo cardiaco, los dolores, e incluso el sueño y el hambre.


g-stockstudio || Shutterstock

Para controlar los niveles de cortisol debes llevar a cabo alguna de las prácticas naturales que ayudan a reducirlo, tales como el yoga, la apucuntura o las actividades al aire libre.

Practica deporte

Generar hábitos deportivos y practicar actividades físicas regularmente ayuda a equilibrar las hormonas y reducir los índices de cortisol. Además de regular las hormonas del estrés de tu organismo, el deporte favorece la práctica de hábitos saludables.

oneinchpunch || Shutterstock

Aplícate aceites esenciales

Al igual que el consumo de algunas plantas adaptogénicas, los aceites esenciales también ayudan al organismo a luchar contra el estrés y regular los niveles de cortisol. Para conseguir estos beneficios basta con inhalar los aceites. Además, si el cortisol ha provocado en tu organismo la aparición de problemas como el acné, la hinchazón o la indigestión, estos aceites esenciales favorecen su desaparición.

Kerdkanno || Shutterstock

Duerme lo suficiente

El descanso es un elemento fundamental para garantizar la salud del organismo. Duerme al menos ocho horas al día y conseguirás reducir los niveles de cortisol, así como favorecer el descanso pleno que te permite el organismo cuando se encuentra sumergido en una situación de estrés.

Kamil Macniak || Shutterstock

Ahora ya sabes cómo controlar los niveles de cortisol en el organismo. Pon en práctica estos consejos y descubre las mejoras físicas y mentales de tu cuerpo.