¿Cómo cocinar con aceite de coco?

cocinar aceite de coco consejos

El aceite de coco se ha convertido desde hace unos años en un alimento muy valorado por nutricionistas y expertos en alimentación. Y es que, además de aportarnos una gran cantidad de beneficios a nuestra salud, el aceite de coco es también un ingrediente muy versátil en muchas recetas de cocina.

Entre sus múltiples propiedades, el aceite de coco destaca por contener un alto nivel de grasas saturadas y ácidos grasos esenciales que benefician a muchos de nuestros órganos. Por ejemplo, se ha demostrado que el uso de aceite de coco puede aportarnos grandes beneficios a la hora de hacer la digestión, incluso, puede ayudarnos a reducir nuestra tensión arterial y los niveles de colesterol.

Los 5 mejores consejos para cocinar con aceite de coco

A la hora de utilizarlo en nuestras recetas de cocina, es importante tener en cuenta en primer lugar, que el aceite de coco aportará un cierto toque dulce a los alimentos que preparemos. En el mercado podemos encontrar aceite de coco refinado o virgen extra. El primero de ellos no tiene tanto sabor a coco, por lo que es más recomendable para utilizar con alimentos salados.

riesgos de reutilizar el aceite

1. Derretir el aceite de coco

El estado natural en el que se presenta el aceite de coco es, normalmente, sólido. Por ello, es importante derretirlo previamente, si vamos a preparar platos cocinados. En los meses de verano, este tipo de aceite suele pasar a estado líquido de forma natural, debido a las altas temperaturas que se registran en el ambiente durante los meses estivales. Durante el resto del año, podemos utilizar el microondas para convertir el aceite de coco en aceite líquido. También se puede fundir el aceite directamente desde su frasco, poniéndolo al baño María.

Y precisamente su estado sólido, es lo que convierten al aceite de coco en un ingrediente imprescindible cuando cocinamos a altas temperaturas, ya que éste puede tolerar hasta 230 grados, sin llegar a quemarse.

2. Usar cantidades reducidas

Cuando utilicemos el aceite de coco en lugar de mantequilla en nuestras recetas, es importante saber que este aceite es cien por cien pura grasa. Por ello, debemos utilizar alrededor de un 25% menos de aceite de coco que de mantequilla.

kps123 || Shutterstock




 

 

3. Añádela a la cocina asiática o hindú

El aceite procedente del coco es un ingrediente ideal cuando preparamos recetas típicas de la gastronomía india o tailandesa, ya que complementa a la perfección al resto de ingredientes que se usan en este tipo de recetas.

Asimismo, cuando preparamos platos al horno, especialmente platos dulces como bizcochos, galletas o madalenas, el aceite de coco puede aportar el toque dulce que este tipo de recetas precisan, además, es el sustituto perfecto de la mantequilla en todos estos platos.

MaraZe || Shutterstock

Otra opción para cocinar con aceite de coco es buscar recetas de cocina que contengan este ingrediente. Te sorprenderá la gran cantidad de platos que puedes preparar con aceite de coco: helados, pudin, glaseados, sopas o legumbres, entre otras muchas recetas.

4. Prepara palomitas de maíz

El aceite de coco es también una alternativa muy saludable y sabrosa cuando preparamos palomitas de maíz en una olla. Y es que el sabor dulce que este aceite impregna en las palomitas, las convertirá en un aperitivo delicioso e irresistible.

Elena Veselova || Shutterstock

5. Mézclalo con otros aceites para cocinar salado

Un truco muy utilizado a la hora de reducir el sabor del aceite de coco cuando lo empleamos en recetas de cocina saladas es, precisamente, mezclar una proporción de éste con partes iguales de aceite de sésamo o de aceite de oliva. De esta manera, conseguiremos reducir su potente y dulce sabor, sin renunciar a la gran cantidades de propiedades que el aceite de coco nos aporta.