¿Comer palomitas de maíz es saludable?

palomitas de maiz si o no

Son uno de los snacks favoritos de muchos de nosotros, especialmente cuando estamos viendo una película, ya sea en el cine o incluso en casa. Las palomitas de maíz son una apuesta segura para acompañar una noche en casa viendo esa película a la que tantas ganas le tenías. Son saladas, sabrosas y tienen ese toque especial en su textura que las hacen únicas. Aunque eso sí, no parecen muy sanas que digamos, ¿verdad? Atiborrarnos de palomitas de maíz puede ser una experiencia deliciosa, pero, ¿es una buena idea si estamos tratando de mantener una dieta equilibrada?

¿Las palomitas de maíz tienen beneficios o no?

Hace unos años, un estudio de la Sociedad Americana de Química sorprendió a todos revelando a las palomitas de maíz como uno de los mejores snacks que podemos consumir. El estudio argumentaba que, al ser el maíz el principal componente de estas palomitas, su poder antioxidante era muy grande gracias a su contenido en polifenoles y carotenoides. Es también un snack que aporta minerales y nutrientes, y sus calorías no dejan de ser modestas siempre que se tomen en una cantidad moderada, es decir, que no nos atiborremos comiéndonos solos un gigantesco paquete de palomitas, porque entonces esas calorías si pueden ser prohibitivas.

comer maiz adelgaza

5 second Studio || Shutterstock

El problema, como en muchos otros que hablamos sobre alimentos que pueden ser más o menos naturales, es que las palomitas que solemos consumir no son precisamente las más naturales o sanas. Hay formas de hacerlas mucho más saludables, cogiendo granos naturales de maíz y preparándolas en una sartén, con un poco de aceite para que se calienten de esta forma. Sin embargo, lo más usual es consumir palomitas de maíz ya procesadas, de las que vienen en los paquetes que encontramos en cualquier comercio, y que cuentan con aditivos que las hacen mucho menos saludables que las naturales.

El error: las palomitas de maíz comerciales




Estas palomitas de maíz suelen contar con mucha más sal que las naturales, y todavía hay quien incluso les añade más, creando un exceso de sodio que como ya sabemos, puede llegar a ser muy perjudicial para nuestro organismo. Pero es que además estos granos normalmente han sido tratados también con mantequilla, para darles un sabor más intenso, lo mismo que ocurre con las palomitas que consumimos en el cine o con las que podemos comprar ya hechas en bolsas de snacks. La mantequilla añade grasas saturadas a este alimento, por no hablar del incremento importante también en lo que se refiere a calorías.

Las palomitas de maíz son un ejemplo evidente de cómo la comida comercial se ve implementada hoy en día con todo tipo de aditivos peligrosos para nuestro organismo, con la intención de dotar de más sabor a la comida, o de conservarla mejor. De esa forma, estamos comprando en tiendas alimentos que creemos que son sanos, pero que guardan en su interior componentes que no son precisamente saludables para una dieta equilibrada. Evidentemente, un consumo moderado de estas palomitas, como un par de veces al mes, cuando vamos al cine, no supondrá un impacto demasiado negativo en nuestro cuerpo, pero si conseguimos encontrar palomitas naturales y más saludables, lo notaremos.

Determinamos pues que las palomitas de maíz naturales pueden ser un snack perfecto y saludable para nuestra dieta, pero es complicado encontrarlas en ese estado. Lo más normal es consumir las más comerciales, con aditivos que hacen que sean mucho menos sanas. Por eso es recomendable, siempre que podamos, comprar granos sueltos y preparar nuestras propias palomitas caseras, especialmente en la sartén, para evitar todos los aditivos que las palomitas comerciales suelen traer. De esta manera podremos seguir disfrutando de un snack delicioso y crujiente, de una forma mucho más saludable.