Cereales integrales o refinados, ¿cuáles son mejores?

Como parte de la base de cualquiera dieta saludable, los cereales son un componente indispensable en nuestra alimentación gracias a todo el aporte de carbohidratos y de minerales que nos aportan, siendo alimentos muy nutritivos que nos ofrecen mucha energía para afrontar las actividades del día a día. Sin embargo, muchas personas han decidido obviarlos de su dieta por el simple hecho de que, en cantidades excesivas, pueden llegar a ser bastante calóricos, ya que además suelen venir refinados, lo que hace que cuenten con componentes poco naturales y no muy recomendables para una dieta saludable.

Es por eso que se ha creado una gran polémica entre la necesidad de desbancar a los cereales refinados por los integrales, que conservan intactos todos sus beneficios, eludiendo así muchos de los problemas que nos pueden surgir por consumir los cereales ya refinados y modificados. Cada tipo de cereal tiene sus ventajas e inconvenientes, así que no es una decisión fácil de tomar. El éxito de los cereales refinados se explica evidentemente por su sabor más intenso y delicioso, y también por la posibilidad de mantenerse durante más tiempo sin echarse a perder, al serle retirado el salvado y el germen que se encarga precisamente de ello.

Beneficios de comer cereales refinados

Al refinar los cereales, lo que hace la industria alimentaria es permitir que duren más en las tiendas, que tengan un recorrido mayor hasta llegar al consumidor e incluso este puede mantener esos cereales durante un tiempo en su nevera sin que se echen a perder, conservando igualmente su intenso sabor. Esa es, sin lugar a dudas, una de las ventajas más evidentes de los cereales refinados, como la harina o el trigo con el que se prepara el pan, y que le da un sabor y una textura increíbles. Tal vez es también a lo que estamos acostumbrados a estas alturas, pero muchos no son capaces de cambiar a los cereales integrales solo por ello.

cereales refinados calorias


Sin embargo, estos cereales refinados apenas nos aportan nutrientes y minerales interesantes para nuestro organismo, siendo solo fuente de carbohidratos y en muchas ocasiones, de simples calorías vacías. Los cereales integrales, por el contrario, mantienen todas sus propiedades intactas al no ser procesados, y eso nos ofrece unos mayores beneficios para nuestro cuerpo, desde un aporte importante en vitamina B y hierro hasta el imprescindible aporte de fibra, otra de las grandes razones por las que es tan importante consumir este tipo de alimentos.

¿Por qué comer cereales integrales?

La fibra es una de las cualidades más especiales de los cereales, eso sí, siempre que sean naturales, es decir, integrales, sin refinar. Cuando se le quita el salvado y el germen al crear cereales refinados, estos pierden muchos nutrientes y también todo su aporte de fibra. Luego, algunas empresas deciden incorporar algunos de esos nutrientes y minerales antes de vender el producto, pero ya no es un aporte tan natural, y además, la fibra se pierde casi por completo, por lo que ni mucho menos se puede comparar con lo que supone disfrutar de una alimentación saludable con cereales integrales.

¿Por qué es importante comer fibra?

cereales integrales beneficios

Llegamos pues a la conclusión de que, a la hora de elegir una alternativa para una alimentación más nutritiva y sana, los cereales integrales son la mejor opción, ya que mantienen todas sus cualidades. Su sabor menos intenso y el poco tiempo de caducidad que tiene son sus puntos negativos, pero aun así siguen siendo más recomendables que los refinados, a los que solo hay que acudir como simples guarniciones o muy de vez en cuando, para no excedernos en su consumo y acabar tomando más calorías de las que necesitamos.