¿Cenar fruta engorda o adelgaza?

Cuando se da comienzo a una dieta siempre nos hacemos muchas preguntas sobre qué podemos o no debemos comer. Cómo planificar la dieta y nuestro menú y si estaremos haciendo bien introduciendo frutas y verduras en cualquier momento del día es una de las preocupaciones que nos invade cuando estamos haciendo dieta de adelgazamiento. Y es que ¿cenar fruta engorda o adelgaza? Los expertos apuntan tanto a pros como a contras sobre este punto, coincidiendo siempre en lo importante que resulta prestar atención al número de calorías que aporta cada fruta que consumamos.

En este artículo te ponemos al día sobre este particular, además de hacer una relación de aquellas frutas que puedes cenar para adelgazar. ¡Toma nota y prepárate para disfrutar de unas cenas deliciosas!

Las claves para cenar fruta y mantener el peso

Los especialistas señalan que cenar frutas y un yogur desnatado es una excelente opción para mantener el peso. Si el objetivo es perder peso lo ideal es cenar proteína para saciarte y no sentir ganas de picar antes de dormir, así como para dormir mejor y sin despertarse con mucha hambre por las mañanas. Una cena a base de frutas hará que quizás sintamos ganas de comer antes de acostarnos y no resistamos la tentación de picar algo y añadamos de golpe una pila de calorías.

Los nutricionistas apuntan a que la fruta no engorda más por la noche ya que las propiedades nutricionales no cambian, aunque sí que es importante decantarse por aquellas frutas que tengan un bajo aporte de azúcares ya que de noche es difícil quemar un aporte extra de azúcar. Es por ello interesante recurrir a frutas con efecto depurativo como la piña, el melón, la manzana, la pera o la sandía. Por otra parte, también deberías evitar frutas con exceso de azúcares como el plátano, los albaricoques, el melocotón, las uvas o las cereza. Unas frutas que es mejor consumir una vez al día y siempre en los momentos más activos del día, esto es, cuando podamos quemar las calorías.


Otros expertos señalan que si estamos activos todo el día podremos quemar todas las calorías que ingiramos, siendo especialmente recomendables las frutas dado que tienen propiedades depurativos. Así, una cura depurativa puede ser ideal para darnos sensación de saciedad, depurar nuestro cuerpo y comenzar el día de una manera de lo más sana. También se puede redondear el plan tomando también fruta a la noche y ayudando así a eliminar los excesos cometidos durante el día. De nuevo habrá que tener en cuenta el tipo de frutas a elegir.

¿Cuáles son las frutas que puedes cenar para bajar de peso?

Si nos ponemos a hacer una lista de aquellas frutas que pueden ayudarnos a adelgazar, reducir la hinchazón o paliar la retención de líquidos, entonces hemos de valorar todas las variedades de frutas ricas en potasio y bajas en sodio. Las frutas más indicadas con la sandía, las moras, el mango o la manzana, siendo idóneo que las tomemos sin pelas al objeto de mantener toda su fibra y  ayudarnos en nuestras digestiones. Otras frutas a incluir en nuestra lista de frutas que se pueden cenar para adelgazar son la piña y la papaya, unas variedades que contienen bromelina y papaína y que ayudan a digerir las proteínas.

La lista de frutas que engordan menos y que contienen un bajo número de calorías está compuesta por frutas como la sandía, con 30 kilocalorías por 100 gramos, las fresas, con 32 kilocalorías, melón, con 34 kilocalorías, melocotón, con 39 kilocalorías, papaya, con 43 kilocalorías, nectarinas, con 44 kilocalorías, ciruelas, con 46 kilocalorías, naranjas y nísperos, con 47 kilocalorías, manzanas y albaricoques, con 48 kilocalorías y piñas, cerezas, frambuesas, arándanos y peras con algo más de 50 kcal.

Así que, ya ves, no hay razones de peso para no incluir las frutas en tu cena, siendo preciso tener en cuenta el número de calorías y procurar siempre quemarlas con una forma de vida activa.