5 beneficios que te aportan los taninos y desconocías

Propiedades de los taninos

Al igual que los alimentos presente en las dietas incluyen nutrientes beneficiosos para el organismo, también contienen antinutrientes. Éstos pueden ser tanto beneficiosos como perjudiciales para el cuerpo.

Los antinutrientes que se encuentran en los alimentos, en función de su consumo, pueden alterar diferentes funciones del metabolismo perjudicando de forma directa la absorción de nutrientes esenciales y no esenciales por parte del organismo. De este modo, el correcto desarrollo del cuerpo humano no está garantizado.

Son varios los antinutrientes presentes en los alimentos de forma frecuente, entre los que se encuentran los taninos. Pese a ello, éstos pueden aportarte cosas positivas. Descubre los beneficios que te aportan los taninos y desconocías.

¿Qué son los taninos?

Propiedades de los taninos

Los taninos no son más que un antinutriente proveniente del metabolismo de diversas plantas, fáciles de reconocer con el paladar. Y es que su aspereza y sabor amargo permiten reconocer la ingesta de este antinutriente.

Pese a su sabor, quizás no siempre se puedan reconocer los taninos. Por ello, algunas de las plantas y alimentos que cuentan con la presencia de este antinutriente son:

  • Hamamelis
  • Zarzamora
  • Granada
  • Chocolate
  • Vino, uvas y derivados de la uva
  • Infusiones naturales que contengan té.
  • Café
  • Espinacas
  • Nueces

Los taninos: qué te aportan al organismo

Propiedades de los taninos

Introducir los alimentos ricos en taninos en tu alimentación puede aportarte numerosos beneficios, siempre y cuando no se abuse de ellos. En ese caso, inhibirá aquellas enzimas encargadas de facilitar la digestión.

Los beneficios que te aporta el consumo adecuado de los taninos se relacionan con:

Acción antioxidante


Las propiedades de los taninos ofrecen el cuidado y protección de nuestro sistema inmunológico, así como el cuidados celular y la regulación del metabolismo.

Los taninos ingeridos en las dosis adecuadas también evitan que se produzcan procesos degenerativos e inflamatorios ocasionados por los radicales libres.

Consumiendo pequeñas cantidades de taninos cada día conseguirás este efecto antioxidante.

Acción antiséptica

Hace relación a la capacidad del organismo para curar y cicatrizar correctamente las heridas. Los taninos combaten contra la bacterias que aparecen en la piel y las mucosas.

Acción astringente

El consumo adecuado de los taninos favorece la correcta digestión. No solo las infusiones o el café lo consiguen, sino que otros alimentos con taninos como las manzanas o las fresa, entre otros, te lo permiten.

Gracias al efecto astringente, los taninos reducen los dolores estomacales y la diarrea.

Acción antiinflamatoria

Qué son los taninos

Esta propiedad de los taninos repercute -sobre todo-, en los dolores en venas e inflamaciones. Los problemas vasculares como son las varices o las hemorroides se ven beneficiadas.

Debido a este efecto antiinflamatorio de los taninos la circulación se ve favorecida.

Acción enérgica

Los alimentos con taninos pueden ser también alimentos energéticos. Este antinutriente permite contrarrestar la aparición de la fatiga tanto física como mental.

Hay que tener en cuenta que los taninos no repercuten directamente sobre este beneficio, sino que se complementan con el resto de nutrientes de los alimentos.

¿Tienen efectos negativos los taninos?

Consumir en exceso los taninos tendrá efectos negativos sobre el organismo. Excederse en la ingesta de este antinutriente provocará problemas en el aparato digestivo y sus funciones. Además, la sobredosis de taninos hará que se produzcan deficiencias en cuanto a las proteínas.

Junto con la toxicidad de los taninos, hay que tomar una serie de precauciones en el consumo de este antinutriente. Entre ellas se incluyen:

  • Es un antinutriente con propiedades astrigentes por lo que, en caso de estreñimiento, su ingesta ha de limitarse hasta solventar el problema.
  • Consumir los taninos con gastritis hará que los dolores aumenten.

Ahora que ya conoces qué son los taninos y lo que pueden aportarte, trata de introducirlos en tu dieta en las cantidades correctas.