7 beneficios de las hojas de nabos que no conocías

Propiedades de las hojas de nabo

Las hojas de nabos son un verdura que pertenece a la familia de vegetales crucíferos, a los que también se incluyen las coles y el brócoli. Consumir este alimento nos va a proporcionar múltiples beneficios que muchos desconocen. Descubre toda las características de las hojas de nabo y las ventajas de su consumo para el organismo.

Propiedades de las hojas de nabos

Beneficios hojas de nabo

Sus propiedades son muchas con una gran cantidad de beneficios. Uno de sus componentes, el cual se está sometiendo a estudios, es el sulforafano. Se ha demostrado que puede retrasar la evolución de distintos tipos de cáncer. Este compuesto, según parece, es capaz de neutralizar la enzima HDAC, que parece ser la encargada de extender las células cancerígenas.

Otra propiedad que hay que destacar, es que contienen folato. Ayuda a prevenir el exceso de homocisteína que se generan en el organismo, evitando que lleguen al cerebro la sangre y otros nutrientes. El folato ayuda a regular el estado de ánimo, el apetito, el sueño y previene estados depresivos.

Cabe recordar, que las hojas de nabo son una gran fuente de antioxidantes de la vitamina C. Esto incrementa las posibilidades de eludir la aparición del cáncer, ya que los antioxidantes combaten la generación de radicales libres.

Otro antioxidante muy beneficioso es el conocido por ácido alfa-lipoico. Éste se encarga de regular los niveles de glucosa, controlando la sensibilidad a la insulina además de prevenir procesos oxidativos provocados por el estrés en los diabéticos.

La recomendación es tomar el caldo de hojas de nabo a diario y consumir sus hojas a menudo en vistas de sus múltiples beneficios.

Qué beneficios ofrecen las hojas de nabos

Características de la hojas de nabos


Junto con las propiedades de las hojas de nabo y su forma de actuar la salud del organismo, existen otro tipo de beneficios de su consumo:

  • Incrementa la absorción del hierro, nos ayuda a prevenir su carencia y la anemia.
  • Son una gran fuente de vitamina A. Este nutriente favorece la producción de sebo y colágeno, lo cual nos ayuda a mantener el pelo hidratado y el estado de nuestra piel en buenas condiciones. Además, participa en la generación de tejidos en nuestro organismo.
  • Previene la osteoporosis. El consumo de las hojas de nabo es muy recomendable para evitar posibles fracturas en los huesos. Generalmente, esto se debe a la carencia de vitamina K, la cual podemos encontrar en este alimento.
  • Ayuda a prevenir enfermedades como el cáncer. Recientes investigaciones creen que los alimentos ricos en azufre tienen el poder de combatir este tipo de enfermedades. Las verduras crucíferas nos ofrecen un alto contenido de este principio, y en ellas se caracterizan las hojas de nabo.
  • Desciende el nivel de glucosa en los diabéticos. Las hojas de esta verdura tienen un porcentaje muy alto de fibra. Esto ayuda a equilibrar los niveles de glucosa en sangre.
  • Favorece la digestión gracias a su alto contenido en fibra y agua.
  • Repercute en el estado de ánimo y el sueño gracias a un componente llamado colina.

Las hojas de nabo: características que desconoces

En esta verdura podemos encontrar grandes cantidades de hierro, lo que previene muchos problemas como la anemia o la caída de pelo. También nos hace sentir más energéticos y de mejor humor.

La colina que encontramos en estas hojas es un nutriente esencial. Favorece el desarrollo de la acetilcolina, cuyo neurotransmisor participa en muchas funciones. Alguna de ellas es la de controlar la musculatura, la memoria o favorecer el sueño. La colina también se utiliza para sintetizar componentes de las membranas celulares del organismo. Por otro lado, este principio también favorece la absorción de grasa y ayuda a reducir inflamaciones crónicas.

Ahora que ya conoces las hojas de nabo y sus propiedades es el momento de introducirlas en tu alimentación.