7 alimentos ideales para fortalecer el sistema inmunológico

mejores alimentos para un corazon sano

¿Estás harto de sufrir todos los años durante los meses de frío ese catarro tan molesto, o suele la gripe dejarte en cama durante varios días cada invierno? Si te ocurre algo así, necesitas reforzar la respuesta de tu sistema inmunitario, algo que podrás conseguir a través de la alimentación. Descubre 7 alimentos ideales para fortalecer el sistema inmunológico, a continuación.

¿Qué puedes comer para reforzar tus defensas?

El sistema inmunológico es la defensa natural que tenemos los seres humanos para poder defendernos de las enfermedades que provocan los virus, las bacterias, los parásitos y los hongos. Cuando el sistema inmunitario está en un estado óptimo, el organismo es capaz de vencer a todos los patógenos que atacan nuestro organismo. Sin embargo, si el sistema inmunológico está débil, lo más probable es que suframos enfermedades de forma recurrente y que no seamos capaces de prevenirlas.

Si quieres que tu organismo se ponga en guardia frente a todas esas enfermedades comunes que te afectan cada año, no dudes en incluir alimentos para reforzar el sistema inmune en tu dieta a partir de ahora:

1. Los probióticos

probioticos naturales

mama_mia || Shutterstock

Alimentos como el yogur, el kéfir, el chucrut, la espirulina, el miso o el alga Kombucha son alimentos probióticos que contienen bacterias que nos ayudan a regular el sistema inmune. Sin embargo, se ha demostrado que para que sean realmente efectivos y nos ayuden a reforzar las defensas, es necesario tomar un probiótico al día.

2. Ajo

ajo en ayunas propiedades

El ajo contiene unos compuestos sulfurosos conocidos como alicina y alanina que se caracterizan por ayudar a prevenir los gérmenes, así como por ayudar a reforzar el sistema inmunitario.

Si quieres mantener a raya las bacterias, virus, hongos y otros muchos patógenos causantes de enfermedades, no dudes en introducir el ajo en tu dieta habitual. Puedes emplearlo como ingrediente en muchos de tus platos, o tomarlo en cómodas cápsulas si no te agrada su sabor original.

3. Brócoli

Leszek Glasner || Shutterstock


La vitamina C es una vitamina antioxidante que contribuye a reforzar también nuestra respuesta inmunológica frente a determinadas enfermedades. El brócoli es el vegetal perfecto para reforzar nuestras defensas pues, además de contener un buen aporte de vitamina C, también es rico en ácido fólico y betacaroteno.

4. Legumbres

garbanzos beneficios

Las legumbres son una fuente de energía muy saludable para el organismo y contribuyen al aporte diario de las proteínas que necesitamos. Además, tanto las lentejas, como los garbanzos, las alubias, o las vainas de soja son excelentes para fortalecer el sistema inmunológico y aumentar las defensas. Y es que, las legumbres son un alimento rico en vitamina B, en fibra, en ácido fólico, en hierro y en zinc.

5. Tomate

Tomates

Además de ser uno de los mejores antioxidantes naturales que podemos tomar porque es rico en licopeno, a lo mejor no sabías que el tomate también está cargado de vitamina A y C, dos vitaminas esenciales para reforzar el sistema inmunológico y prevenir enfermedades.

6. Cebolla

cebolla usos

Alena Haurylik || Shutterstock

Si eres de los que añade cebolla a muchos de los platos que cocinas, no pierdas nunca esta sana costumbre. Y es que, la cebolla es una hortaliza cargada de azufre, un mineral que destaca por sus propiedades antimicrobianas, y que actúa protegiendo al organismo frente a virus y bacterias. Además, la cebolla posee propiedades antiinflamatorias que ayudan al sistema inmunológico a mantenerse más fuerte durante todo el año.

7. Cúrcuma

curcuma beneficios

SOMMAI || Shutterstock

A lo largo de las últimas décadas la cúrcuma es una especia que se ha puesto muy de moda, y no sólo por su agradable y exótico sabor, sino también por ser un alimento rico en sustancias antiinflamatorias. Todos estos beneficios provienen de la curcumina, el componente que le da a la cúrcuma ese color amarillo anaranjado tan característico.

Recuerda siempre consultar tus dudas con tu médico antes de realizar cualquier cambio en tu alimentación.