6 alimentos con calorías vacías que deberías evitar

¿Alguna vez has oído hablar de las calorías vacías? Se trata de alimentos que suponen un gran aporte energético, pero cuyo contenido nutricional es nulo. Nos aportan grasas, azúcar, etc., pero la presencia de minerales, vitaminas o fibra es prácticamente inexistente, de ahí que sean un peligro para la salud. Su consumo habitual es un factor de riesgo para la obesidad, diabetes, problemas cardiovasculares e incluso el cáncer, y para evitarlos es imprescindible conocer los alimentos con calorías vacías. Estos son los más peligrosos.

1. Los refrescos

Son el ejemplo más patente de alimentos con calorías vacías: pobres en nutrientes y tan ricos en azúcar que beberse una lata es como comerse seis terrones de azúcar. Su consumo regular en niños está asociado a la obesidad, y puede provocarnos problemas de corazón o diabetes. Aunque cada vez son más las marcas que nos ofrecen una alternativa “light” o “sin azúcar” a su refresco, las calorías siguen estando igual de vacías porque el azúcar se sustituye por otro endulzante, pero los nutrientes continúan desaparecidos.

Efectos negativos del abuso de refrescos

2. Los zumos industriales

O lo que es lo mismo, los zumos envasados. Está claro que el zumo de frutas no es malo -aunque siempre es mejor comernos la fruta entera- siempre que lo exprimas tú en tu casa. Si eres de los que compran el zumo en bricks o en botellas los nutrientes como la fibra o las vitaminas se habrán perdido por el camino, y se le habrá añadido azúcar. De hecho, a los zumos 100% naturales se les pueden añadir hasta 15 gramos de azúcar por litro así que la naturalidad no es precisamente su mejor cualidad.

3. Las bebidas para deportistas

“Si es para deportistas seguro que es bueno, que son gente sana”. Error. Las bebidas isotónicas o para deportistas están preparadas a base de agua, azúcares y sales minerales. Una composición que, a primera vista, puede parecer interesante ya que los minerales son imprescindibles para practicar deporte y es importante reponer esas sales perdidas durante el ejercicio. Sin embargo estas bebidas también tienen un elevado contenido de azúcar e insuficientes sales minerales.

bebidas isotonicas que contienen

holbox || Shutterstock

4. Las bebidas alcohólicas

Nos aportan calorías vacías en un doble sentido. Por una parte, por mucho que la cerveza sea rica en vitamina B y ácido fólico o el vino tinto en antioxidantes, ingerimos unas calorías que el organismo no utiliza. Existen alternativas como las frutas o verduras que nos permiten conseguir esos nutrientes de una forma mucho más saludable. Pero además el consumo de alcohol disminuye el aprovechamiento de los nutrientes que nos aportan los alimentos, así que disfrutaremos de la cerveza o el vino tinto con moderación para evitar esa pérdida nutricional.

5. Alimentos ricos en grasas saturadas

La lista es eterna: galletas, snacks dulces y salados, chucherías y caramelos, productos de bollería, el helado, los cereales azucarados... Todos ellos tienen una gran cantidad de azúcar, grasas saturadas o trans -e incluso una mezcla de ambas- o sodio. Como pasaba con los zumos, muchas veces leemos que se trata de alimentos ricos en fibra, vitaminas, etc. pero a la hora de la verdad la cantidad de azúcar y el aporte calórico que suponen es tal que ese enriquecimiento no compensa la cantidad de azúcar que ingeriremos.

Principales alimentos ricos en grasas saturadas



Syda Productions || Shutterstock

 

6. Azúcar, miel, cacao soluble, mermelada...

Muchas veces empezamos el día disfrutando de un vaso de leche, al que le añadimos un poco de cacao, miel o azúcar para endulzarlo, y lo acompañamos con unas deliciosas tostadas con mermelada.

Este tipo de alimentos dulces, donde el azúcar es el gran protagonista, también nos suponen un excesivo aporte de azúcar que deberíamos evitar. Endulzantes como la stevia son mucho más beneficiosos para nuestra salud, y nos ayudarán a reducir ese consumo de azúcar.

 

Calorias