Ácido butírico: ¿qué es y para qué sirve?

omega 6 propiedades

El ácido butírico o butanoico es una sustancia natural, presente en las grasas de algunos animales y en determinadas plantas como la lavanda, que también elabora nuestro propio organismo. Es un ácido graso saturado de los considerados de cadena corta. Lo tomas al ingerir ciertos alimentos y también se genera en nuestros intestinos. Estudios recientes revelan que este gran desconocido tiene importantes propiedades beneficiosas para nuestra salud ¿quieres saber cuáles son?

Como características físicas hay que señalar que se trata de una sustancia incolora, soluble en agua, de olor y sabor fuerte y poco agradable. Puedes detectar su presencia, por ejemplo, en ese particular olor de algunos alimentos, como la mantequilla cuando se queda rancia, o en un vino en malas condiciones.

Como hemos dicho, también en nuestro propio cuerpo, en el colon, se produce este ácido cuando algunos carbohidratos, como la fibra dietética, experimentan la fermentación bacteriana que hace que se ésta se descomponga. La presencia de este ácido contribuye a mantener en buen estado esa flora intestinal tan importante para el correcto proceso digestivo y para la absorción de nutrientes, de ahí que se considere a este ácido como una sustancia con múltiples propiedades saludables.

Cuáles son los beneficios del ácido butírico

Estudios e investigaciones, muchas de ellas aún en curso, apuntan a que incrementar la ingesta de alimentos que contengan este ácido, e incluso tomarlo en forma de suplementos, puede ayudar a prevenir y mejorar determinadas enfermedades y dolencias.

Mejora de la digestión y ayuda contra la obesidad

Algunos experimentos han demostrado que, en ocasiones, los problemas de sobrepeso pueden estar relacionados con alteraciones o daño en la flora bacteriana. En este sentido, se piensa que los ácidos de cadena corta, como el butírico, actúan como prebióticos y pueden ayudar a devolverle su equilibrio.


Por otra parte, se cree que mejora la síntesis de las grasas, contribuyendo a mantener un balance correcto entre las que asimilamos y las que deberíamos eliminar. Ese balance equilibrado de las grasas supondría una disminución en el peso y la desaparición de los cúmulos grasos que se depositan principalmente en la zona abdominal.

Lucha contra el cáncer

Es otro de los campos en los que se trabaja y que está demostrando buenos resultados, especialmente a la hora de prevenir y curar el cáncer de colon. Entre las propiedades de este ácido se ha detectado su capacidad para atacar y destruir las células cancerígenas del colon incidiendo directamente en su estructura molecular.

Está demostrado que tomar alimentos ricos en fibra ayuda a mantener en buen estado el intestino delgado y grueso pero para que la fibra resulte realmente efectiva, la flora intestinal debe encontrarse en buen estado, algo a lo que contribuye la presencia de este ácido. Es decir: fibra + ácido butírico = mejor defensa frente a las células cancerígenas.

Síndrome de colon irritable y enfermedad de Crohn

Este ácido actúa como potente anti inflamatorio. La irritación e inflamación de cualquiera de nuestros órganos está detrás de numerosas enfermedades, entre ellas la conocida como enfermedad de Crohn, que se produce precisamente por la inflamación del intestino y que provoca entre otros síntomas: fuertes dolores abdominales, diarreas, fatiga y/o pérdida de peso. El ácido butírico devuelve el equilibrio a la flora disminuyendo de manera efectiva la irritación y la inflamación intestinal.

Efectivo frente a cierto tipo de diabetes

Determinadas diabetes pueden estar relacionadas con el deterioro de la flora intestinal. En este sentido, el incremento en la ingesta de este ácido podría mejorar también esta dolencia. Por otra parte, recientes experimentos apuntan a que el ácido butírico podría contribuir al correcto equilibrio de los niveles de insulina en sangre, por lo que podría considerarse como parte de un posible tratamiento frente a la diabetes.

Sin duda, son muchas las propiedades saludables de este ácido de las que, seguramente, podremos obtener grandes beneficios en un futuro cercano.