Vitamina K

Fitomenadiona, Antihemorrágica

Fitomenadiona

La vitamina K es una vitamina soluble en grasa cuya función principal está relacionada con la coagulación de la sangre y la mineralización de los huesos. Por eso la vitamina K es esencial para el sistema sanguíneo y óseo. De ahí que también se conozca a esta vitamina como antihemorrágica.

Una de las características destacadas de la vitamina K es que está compuesta por 3 subdivisiones, aunque sólo 2 de ellas dependen de la alimentación:

  • Vitamina K1: forma parte de la composición de muchos vegetales, sobre todo los de hoja verde
  • Vitamina K2: además de encontrarla en los lácteos también se encuentra de forma natural en nuestro intestino
  • Vitamina K3: esta es una versión sintética, la cual es poco recomendable. Siempre es mejor obtener vitamina K de fuentes naturales.
Beneficios de la vitamina K | Deficiencia de Vitamina K | Dosis diaria recomendada de Vitamina K | Fuentes naturales ricas en Vitamina K

Beneficios de la vitamina K

La vitamina K es beneficiosa no sólo para el riego sanguíneo y la estructura ósea, sino que también participa en el mantenimiento de las funciones cerebrales, el metabolismo y tiene propiedades protectoras frente al cáncer, entre muchas otras.

  • Previene las enfermedades cardíacas

    Gracias a la vitamina K podemos evitar la calcificación de las arterias, una de las principales causas de los ataques al corazón, además de evitar el endurecimiento de los tejidos de los órganos.

  • Mejora la densidad de los huesos

    La vitamina K ayuda a nuestro cuerpo a incrementar la proteína necesaria para mantener el calcio de los huesos.

  • Reduce el riesgo de osteoporosis

  • Ayuda a reducir el dolor y el sangrado menstrual

    La vitamina K regula también las hormonas por lo que puede ayudar a reducir los dolores premenstruales y menstruales. Además, como ejerce funciones en la coagulación sanguínea ayuda a controla los sangrados excesivos.

  • Mejora la coagulación de la sangre

    La vitamina K evita la formación de coágulos en la sangre, los sangrados excesivos y la aparición de moretones con facilidad,

  • Facilita la curación de heridas y contusiones

  • Mejora las funciones cerebrales

    La vitamina K participa en la generación de moléculas implicadas en la construcción y el apoyo del cerebro. Además lo protegen a este contra el estrés oxidativo fruto de los radicales libres y que puede desencadenar el cáncer.

  • Mantiene sanas las encías y los dientes

    Junto con otras vitamina, la vitamina K lucha contra las bacterias causante de las caries en los dientes y las enfermedades de las encías.

Deficiencia de Vitamina K

La carencia de vitamina K en el organismo se debe a un problema de los intestinos para poder absorber esta vitamina por el consumo prolongados de antibióticos. No obstante, existen otros posibles motivos por los que el intestino no absorbe suficiente vitamina K, como alguna enfermedad en la vesícula o el hígado, la fibrosis quística, la celiaquía o la enfermedad de Crohn.

Algunos recién nacidos pueden nacer sin la suficiente vitamina K, lo que les provoca la denominada enfermedad hemorrágica del recién nacido cuyo principal efecto es que no se realiza adecuadamente la coagulación de la sangre del pequeño. La única solución para ello es proporcionar al recién nacido una inyección de vitamina K al nacer.

Síntomas de la deficiencia de Vitamina K

Síntomas de la carencia de Vitamina K

Pese a que la falta de Vitamina K no es muy común ni conocida por mucha gente, las consecuencias de un déficit de vitamina K son muy graves. Por eso es importante acudir al médico si detectamos varios de los siguientes síntomas:

  • Sangrar con facilidad
  • Supuración de las encías
  • Sangrados de nariz habituales.
  • Moretones que aparece fácilmente

Dosis diaria recomendada de Vitamina K

Dado las peligrosas consecuencia que puede tener una carencia de vitamina K, es importante que consumamos cantidades de esta vitamina habitualmente.

Existe una dosis diaria de Vitamina K recomendada, pero esta puede variar según los años que tengamos y el sexo al que pertenezcamos:

  • BEBÉS
    • 0-6 meses: 0,2 mcg/día
    • 7-12 meses: 2,5 mcg/día
  • NIÑOS
    • 1-3 años: 30 mcg/día
    • 4-8 años: 55 mcg/día
    • 9-13 años: 60 mcg/día
  • ADOLESCENTES
    • 14-18 años: 75 mcg/día
  • MUJERES
    • A partir de los 18 años: 90 mcg/día
    • Durante el embarazo: 90 mcg/día
    • Durante la lactancia: 90 mcg/día
  • HOMBRES
    • A partir de los 18 años: 120 mcg/día

Fuentes naturales ricas en Vitamina K

Alimentos ricos en vitamina K

Los alimentos ricos en vitamina K son la mejor fuente de esta vitamina porque nos permite adquirirlos de forma natural. Sólo necesitamos incluir estos alimentos en nuestra dieta y nuestros intestinos se encargarán de absorber la vitamina K que contienen.

La mayoría de los alimentos con gran cantidad de vitamina K, en concreto K1, son de hoja verde, mientras que los lácteos son la fuente de vitamina K2.

¿Qué alimentos contienen más VITAMINA K?

¿Sabías que los alimentos son la mejor fuente de vitamina K? Descubre en este listado cuáles son los alimentos más ricos en vitamina K y añádelos a tu dieta.

Acelgas
Acelga
Spinacia oleracea
Espinaca
Berro de agua
Berro
Grelos o nabizas
Hojas de nabos
Repollo de bruselas
Col de Bruselas
Mayonesa
Ver listado completo [+]