Toma estos alimentos y recupera la flora intestinal dañada

alimentos para recuperar flora intestinal

Gran parte del proceso de la digestión tiene lugar en el intestino. Es aquí donde se produce la selección y absorción de los nutrientes que ingerimos con los distintos alimentos. La flora intestinal está compuesta por millones de mircroorganismos, entre ellos bacterias beneficiosas, que son las encargadas de cumplir correctamente esta función vital, indispensable para mantenernos saludables. La flora intestinal combate los microorganismos nocivos, contribuye a eliminar toxinas y, en cambio, ayuda a absorber los nutrientes beneficiosos.

Son varios los motivos por los que esta flora, que recubre las paredes intestinales, puede verse afectada y destruida. La acción de terminados medicamentos como los antibióticos, los laxantes… trastornos que afectan al aparato digestivo (diarreas, gastritis, infecciones…) alimentación deficiente, abuso de alcohol, tabaquismo e incluso situaciones de estrés continuado.

El deterioro de la flora no solo puede provocar graves dolencias como el síndrome de colon irritable y la enfermedad de Crohn, también incide en una deficiente asimilación de determinados nutrientes como vitaminas y minerales que puede afectar al buen estado de nuestro sistema inmunológico.



PhotoMediaGroup || Shutterstock

Los alimentos prebióticos y probióticos, tus mejores aliados

La buena noticia es que nuestra flora intestinal tiene una extraordinaria capacidad de recuperación y determinados alimentos contribuyen a este objetivo, ayudando a su repoblación y manteniéndola en perfecto estado. Son los llamados alimentos funcionales (porque no solo nutren, sino que cumplen una función determinada) y entre ellos encontramos dos grupos imprescindibles a la hora de cuidar la flora:

Alimentos prebióticos

Son aquellos que llevan en su composición una serie de ingredientes no digeribles, como la inulina y la oligofructosa, que son capaces de favorecer el crecimiento de las bacterias buenas de la flora. La mayoría son carbohidratos, que se presentan en forma de fibra, y se encuentran principalmente determinadas frutas, verduras, hortalizas y legumbres, entre las que destacan: el ajo, la cebolla, el puerro, la alcachofa, las lentejas, la manzana, la calabaza o el plátano.

Los mejores alimentos prebióticos

alimentos prebioticos beneficios

Wollertz || Shutterstock

Alimentos probióticos

En su composición incluyen microorganismos vivos (bífidus y lactobacilos) que no solo actúan de manera beneficiosa en nuestro proceso digestivo sino que además, repueblan la flora intestinal haciendo que se desarrolle y se recupere de un posible deterioro. Los alimentos fermentados como la leche así tratada, los yogures fermentados y el kéfir son los más comunes y más consumidos dentro de este grupo. Además, aunque no hay acuerdo entre la comunidad científica, algunos expertos consideran también alimentos probióticos a otros alimentos en los que interviene el proceso de fermentación como el chucrut (col fermentada) o el tempeh (derivado de la soja fermentada). Algunos opinan que los encurtidos (pepinillos, aceitunas, berenjenas) pueden tener también propiedades probióticas.

Todos los alimentos probióticos que deberíamos conocer

alimentos probioticos que son

marekuliasz || Shutterstock

¿Cómo funcionan los alimentos para la flora intestinal?

Frutas, verduras, cereales integrales y legumbres deben ocupar un lugar destacado en tu dieta. Sus elementos prebióticos, entre ellos la fundamental fibra, contribuyen a cuidar la flora intestinal de una manera totalmente natural. Además, si quieres mantenerla en condiciones óptimas,  incorpora, de manera esporádica, otros productos, como los yogures fermentados y el kéfir que contienen esos microorganismos beneficiosos que de otra manera no podríamos ingerir.

Muchos trastornos digestivos y dolencias graves  tienen su origen en el desequilibrio o deterioro de la flora bacteriana. Alimentarla de manera adecuada solo te traerá beneficios como:

  • Digestiones más ligeras evitando problemas de diarreas o estreñimiento
  • Mejora del sistema inmunitario, ya que facilita la absorción de vitaminas y minerales, especialmente de la vitamina K y de las del grupo B)

Piotr Marcinski || Shutterstock

  • Alivio de dolencias como la excesiva acidez y el reflujo
  • Disminución del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Como ves, los alimentos que cuidan la flora intestinal están a tu alcance y, salvo prescripción médica, no es necesario recurrir a suplementos especiales. Una dieta variada, rica en fibra, y en la que no falte algún lácteo fermentado es todo lo que necesitas para que tu intestino funcione como debe.