Té de jengibre, una superinfusión llena de beneficios para nuestro cuerpo

te de jengibre propiedades

Existen alimentos que no solo son sanos y forman parte perfectamente de cualquier tipo de dieta equilibrada, sino que además nos protegen de una manera natural, previniendo enfermedades y consiguiendo que nuestro organismo esté mejor preparado para luchar contra los agentes externos. Se les conoce como superalimentos, por dotar a nuestro cuerpo de los beneficios necesarios para trabajar a la perfección y regular nuestras funciones, permitiéndonos disfrutar de sus propiedades sin provocarnos ningún efecto secundario, como pueden ser los kilos de más.

Desde hace siglos, los tés y las infusiones han sido utilizadas para estos fines primero en Asia, de donde son originarios, y más tarde también en Europa y el resto del mundo, con la su expansión. Las propiedades beneficiosas de infusiones y tés están más que demostradas, e incluirlas en nuestra dieta es uno de los mejores pasos que podemos dar para mejorar las funciones de nuestro organismo. El té de jengibre, del que vamos a hablar hoy, es una de las especialidades más interesantes dentro de este tipo de bebidas, por todo lo que nos aporta al consumirlo y por las increíbles propiedades que posee el jengibre, convirtiéndolo en uno de los superalimentos más sencillos de encontrar.

Anna Bogush || Shutterstock

Los beneficios del té de jengibre

Siendo una bebida muy fácil de encontrar o preparar, el té de jengibre se revela como una solución perfecta para muchos de los problemas que podemos tener en nuestro cuerpo. Por ejemplo, destacan sus propiedades digestivas, favoreciendo la creación de jugos gástricos y las contracciones estomacales para que nuestra digestión sea mucho más liviana. De esa manera favorece también la absorción de nutrientes y otros componentes como la glucosa, determinante a la hora de ganar o perder peso. Gracias al té de jengibre, nuestro organismo lo tendrá más fácil para equilibrar esos niveles de glucosa y así ayudarnos a perder peso o mantenerlo.



Piotr Marcinski || Shutterstock

Pero hay mucho más. El té de jengibre está directamente ligado también a la producción de serotonina, el neurotransmisor que se encarga de controlar nuestro apetito. De ahí que tomar un té de jengibre a media mañana o media tarde puede ser una solución perfecta para no llegar con hambre ni al almuerzo ni a la cena. Por si todo esto fuera poco, los componentes del jengibre ayudan a nuestro cuerpo a acelerar su metabolismo y aprovechar mejor el gasto de energía, lo que nos lleva también a controlar nuestro peso de una manera mucho más correcta y sobre todo, natural.

alimentos para ansiedad por comer

lipik || Shutterstock

¿Cómo se prepara el té de jengibre?

Otra de las ventajas de que tiene el té de jengibre es que es bastante sencillo de preparar. Es un alimento muy saludable para proteger nuestro organismo y también para perder y controlar nuestro peso, como ya hemos visto arriba. Su preparación nos llevará solo unos minutos, siguiendo estos sencillos pasos:

  • Poner a hervir tres tazas de agua.
  • Lavar bien y escurrir la raíz de jengibre, con unos 90 o 100 gramos será suficiente.
  • Pelar y cortar en pequeños trocitos el jengibre ya bien lavado.

pilipphoto || Shutterstock

  • Cuando lo tengamos listo, lo meteremos en una tetera o en cualquier otro recipiente que transmita el calor y que tenga una tapa.
  • Mezclaremos el agua hirviendo con el jengibre en dicho recipiente, y dejaremos reposar durante unos minutos.
  • Por último, colaremos bien el té para no tener trozos de jengibre indeseados, y lo serviremos para disfrutar de él.

Además de las propiedades anteriormente expuestas, el té de jengibre supone también un magnífico relajante que nos hará estar más tranquilos y calmados, casi como una infusión relajante lo conseguiría, ofreciéndonos todos los beneficios que ya hemos comentado.