Los mejores antioxidantes naturales a tu alcance

antioxidantes naturales cuales son

Están muy cerca, en las frutas y verduras frescas, en el pescado, en los cereales o en la carne, y su función es fundamental para mantenerte saludable frenando el estrés oxidativo y el envejecimiento de las células de tu organismo. Son los antioxidantes naturales, que neutralizan la acción perjudicial de los radicales libres, “culpables”  del deterioro celular y del inicio de múltiples afecciones.

Los antioxidantes como fuente de salud y juventud

¿Cuáles son los antioxidantes naturales más potentes?

Mantener el equilibrio, entre los elementos nocivos que genera nuestro propio metabolismo y las sustancias que ayudan a contrarrestar sus efectos, depende, en gran media, de la alimentación.  Los radicales libres, que se producen a raíz de la propia oxidación natural y se ven acrecentados por factores externos como la polución, el estrés o el tabaquismo, debilitan nuestros tejidos, órganos y huesos. Los antioxidantes son nuestros aliados a la hora de frenar su actuación y conviene conocerlos.

Entre los más poderosos que la naturaleza nos ofrece, se encuentran:

  • Vitaminas C y E: realmente potentes y efectivas a la hora de mantener a raya a los temibles “radicales”. Los cítricos (naranja, limón, pomelo, kiwi…) son una excelente fuente natural de vitamina C. El aguacate y el aceite de oliva, por su parte, aportan grandes cantidades de la vitamina E, por lo que, sobre todo esta última, no puede faltar en guisos y ensaladas.
naranja beneficios

iidea studio || Shutterstock

  • Vitamina D: nos la ofrece “gratis” el sol ya que la exposición a sus rayos activa la síntesis de la vitamina D. Sin abusar y siempre tomando las debidas precauciones, un baño solar aporta una buena dosis de antioxidantes.

Calciferol

  • Limonelo: la piel de algunos cítricos es más valiosa de lo que puedas imaginar. En ella se encuentra el limonelo, un fitonutriente con potentes efectos antioxidantes. Es responsable del particular olor de los cítricos y está repleto de buenas propiedades. Por eso, añadir ralladura de naranja o limón a un bizcocho, o a una bebida es un excelente “remedio antioxidante”.
  • Catequinas: son polifenoles, antioxidantes efectivos que puedes obtener, simplemente, tomando una taza de té verde.

Infusión de té verde

  • Licopeno: “Arma letal” contra los radicales libres que, según diversos estudios, está relacionado con la mejora de la circulación sanguínea y con la prevención de determinados tipos de cáncer. El tomate, en todas sus variedades ( crudo, zumos, sopas, salsas…) es uno de los alimentos que más cantidad de licopeno puede llegar a aportar.
licopeno beneficios

TTL media || Shutterstock

  • Quercina: no es solo un antioxidante a tener en cuenta sino que, además es un excelente vasodilatador y un “controlador” natural del nivel de glucosa en sangre. La cebolla es una de sus principales fuentes.
  • Minerales: el selenio, en primer lugar, y otros minerales como el cobre o el zinc son micronutrientes esenciales, y, además, actúan como antioxidantes naturales. Pescados, carnes, mariscos y vegetales los contienen.

cinc

  • Acido Omega 3: este ácido graso esencial es un excelente aliado si el objetivo es contar con un corazón sano, pero, además, sus efectos antioxidantes están comprobados. Boquerones, atún, sardinas, salmón… no los excluyas de tu dieta si quieres mantenerte joven por más tiempo.
  • Coenzima Q 10: nuestro propio organismo dispone de esta coenzima, aunque la va perdiendo con el paso de los años. Es un nutriente imprescindible para aportar energía a nuestras células que ayuda, además, a proteger el corazón. Por si todo esto fuese poco, sus propiedades antioxidantes están demostradas. El pescado azul, los frutos secos como los cacahuetes, la carne de ternera y hortalizas como el brócoli o la coliflor, son algunos alimentos ricos en esta preciada sustancia.

pescado azul y pescado blanco diferencias

 

  • Glutatión: aunque su nombre nos suene bastante poco, el glutatión es uno de los antioxidantes más importantes de cuantos produce nuestro propio cuerpo. Es fundamental para el buen funcionamiento del sistema inmunológico y para que podamos eliminar toxinas con menor esfuerzo para hígado y riñones. Hay alimentos que inducen a nuestro organismo a producirlo (precursores). Algunos de ellos son: el ajo, la cebolla, las coles de Bruselas, los espárragos y los berros.

Alimentos ricos en antioxidantes que no pueden faltar en tu dieta