Los beneficios para tu salud de comer de frutas ácidas

beneficios de tomar fruta ácida o cítricos

La fruta está en la base de la pirámide alimenticia de cualquier dieta equilibrada junto a verduras y hortalizas, pero no todas las frutas son iguales. De hecho, podemos diferenciar entre tres grandes grupos de frutas: dulces, neutras, semiácidas y ácidas. Cada grupo de frutas tiene sus beneficios, y hoy nos vamos a fijar en las ventajas de las frutas ácidas, que no son pocas. Recuerda que si mezclas frutas es mejor utilizar frutas del mismo grupo, y no más de dos o tres, ya que de lo contrario puedes sufrir molestias estomacales.

¿Cuáles son las principales frutas ácidas?

Para no fallar a la hora de hacer esas mezclas es imprescindible conocer la lista de frutas ácidas, en las que mandan los cítricos: naranjas y mandarinas, limas y limones o pomelos son los ejemplos más conocidos de frutas ácidas. En estas frutas destaca el ácido cítrico, pero hay algunas que en vez de ácido cítrico tienen ácido málico o ácido ascórbico que también se pueden incluir entre las frutas ácidas, como la piña, las ciruelas, las manzanas ácidas, la uva, la maracuyá, las moras y arándanos o la guayaba.

baibaz || Shutterstock

baibaz || Shutterstock

Vamos a detenernos un momento en las frutas semi-ácidas, que se pueden combinar perfectamente con las ácidas. Su nombre es bastante específico, ya que tienen menos ácidos que las frutas ácidas, pero a cambio son frutas ricas en proteínas. Aquí encontramos desde las fresas o las manzanas verdes a variedades de nísperos, ciruelas o guayabas, pasando por los melocotones, mangos, el membrillo, los duraznos o las frambuesas.

¿Qué propiedades tienen las frutas ácidas?

Aunque las llamemos frutas ácidas, sólo lo son antes de comerlas porque una vez las ingerimos se convierten en frutas alcalinas, sin ningún tipo de acidez. Si nos fijamos en sus propiedades nutricionales, las frutas ácidas sirven para reducir los niveles de colesterol y ácido úrico. Un consumo regular de estas frutas también nos ayudará a prevenir la aparición de problemas en el aparato circulatorio, problemas de corazón o enfermedades como la gota que provocan dolor en las articulaciones.

frutas-acidas-naranja-pomelo-limon

bitt24 || Shutterstock

El consumo de frutas ácidas también nos permite depurar el organismo, por lo que muchas veces se recomienda este tipo de fruta para desayunar, especialmente comerlas por la mañana o con el estómago vacío. En los riñones, el hígado o la vesícula se suelen acumular sustancias que, con el paso del tiempo, se convierten en cálculos, congestiones hepáticas u otros problemas que impiden el buen funcionamiento de los órganos. Pues bien, una de las propiedades de las frutas ácidas es que depuran estos órganos, eliminando las sustancias que se acumulan en ellos y regenerando los tejidos.

Más allá de depurar los órganos (por este motivo forman parte de muchas dietas detox), las frutas ácidas protegen otros como los del sistema digestivo. Desinfectan las vías digestivas, disuelven los alimentos, alivian la acidez estomacal y ayudan a que cicatricen las úlceras que aparecen en el propio estómago y en el duodeno. Otra razón de peso para comer frutas ácidas es la vitamina C, que refuerza el sistema inmunológico. Unas buenas defensas son esenciales para evitar enfermedades e infecciones, y estas frutas ayudan a estimularlo y mantenerlo activo.

naranja beneficios

iidea studio || Shutterstock

Seguro que alguna vez has oído hablar de la dieta del pomelo, y es que las frutas ácidas ayudan a perder peso, de hecho forma parte de las mejores frutas para perder peso. Siguiendo con el ejemplo del pomelo, comer uno en ayunas no solo desintoxicará nuestro órganos, también nos ayudará a quemar grasa. Por si fuese poco, es diurético y laxante. Hay quien prefiere el zumo de un limón en un vaso de agua. Si quieres quitarte esos kilos de más, las frutas ácidas son uno de tus mejores aliados pero recuerda que no puedes alimentarte con ellas exclusivamente, sino que debes combinarlas con otros alimentos saludables.