4 ideas para que cocines recetas de pollo saludables y sabrosas

recetas con pollo sanas

La carne de pollo es, sin duda alguna, una de las carnes más saludables que podemos consumir, especialmente cuando nos preocupa mantener la línea y estamos siguiendo una dieta de adelgazamiento. Y es que este tipo de carne de ave contiene muy poca grasa, tiene un bajo índice calórico, y es una fuente muy saludable de proteínas. Por ello, no es de extrañar que la carne de pollo esté presente en todo tipo de dietas y, sobre todo, en las dietas que mejor cuidan de nuestra salud.

1. Ensalada templada de pollo

Las frías temperaturas del invierno no deberían ser una excusa para disfrutar de una rica ensalada. Y es que las ensaladas templadas se han convertido en una excelente y saludable alternativa para los almuerzos y cenas de los meses de más frío.

La ensalada templada de pollo, se suele preparar con diferentes tipos de lechuga, o bien con bolsas que contienen una amplia variedad de lechuga y que se presentan ya cortadas y lavadas.

  • Paso 1: Tras emplatar la lechuga en primer lugar, se colocarán encima un par de pechugas o solomillos de pollo que previamente se cocinarán a la plancha en una sartén con una cucharada de aceite de oliva.
  • Paso 2: A este delicioso plato también se le pueden añadir unos trozos de queso bajo en grasa y un tomate pelado partido en trozos. Y un aliño a base de vinagre de Módena y aceite de oliva, previamente emulsionado en un bol.

GANNA MARTYSHEVA || Shutterstock

2. Tallarines con pollo

Se trata de un plato rico y muy equilibrado, ideal para tomar en la comida de mediodía. Para su elaboración, son necesarios unos 350 gramos de tallarines integrales, una zanahoria, una cebolla, una pechuga de pollo y salsa de soja.

  • Paso 1: en primer lugar, se hierve la pasta durante unos 10 minutos a fuego medio. Mientras, preparamos un sofrito con cebolla, aceite de oliva y zanahoria en una sartén aparte.
  • Paso 2: cuando la verdura esté a punto, añadimos la pechuga cortada en trozos, y la cocinamos en ese sofrito.
  • Paso 3: una vez que esté lista la pasta y bien escurrida, la mezclamos bien con el sofrito y el pollo, y al emplatar, añadimos un chorro de salsa de soja.

 

Estofado casero de pollo

Esta receta tradicional contiene un pollo mediano cortado sin piel, tres patatas, tres tomates, medio pimiento, una cebolla, unas hojas de apio y aceite de oliva.

  • Paso 1: en primer lugar, se echan en una batidora los tomates pelados y partidos, la cebolla, el pimiento y las hojas de apio. Se licúa todo bien, hasta que se consiga una salsa con los trozos de estas verduras.
  • Paso 2: a continuación, se sellan los trozos de pollo en una olla o sartén con un chorro de aceite de oliva, hasta que queden bien dorados.
  • Paso 3: una vez cocinado el pollo, se le agrega la salsa y se deja reducir mientras hierve a fuego lento, durante unos 15 minutos.
  • Paso 4: una vez trascurrido este tiempo, se le añaden las patatas peladas y cortadas en trozos, y se deja cocinar todo a fuego medio hasta que las patatas estén listas.

Pechugas de pollo rellenas

Para esta receta los ingredientes necesarios son: tres pechugas de pollo, unas lonchas de queso, unas lonchas de jamón serrano, y verduras para el acompañamiento.

  • Paso 1: en primer lugar, se pelan y se cortan las verduras en juliana, y se meten al horno con un chorro de aceite de oliva y sal.
  • Paso 2: mientras se hace la verdura, se abren las pechugas de pollo en dos mitades, y se coloca sobre cada una de ellas una loncha de queso y una loncha de jamón serrano. Una vez rellenas, se enrollan y se cierran bien, utilizando unos palillos de madera.
  • Paso 3: se les añade un poco de sal, y se meten al horno junto a la verdura en juliana que hemos cortado previamente. Para acabar de cocinarlas, se mantendrán en el horno durante unos 15 minutos, a una temperatura de 180 grados.

Ahora sólo tienes que elegir la receta que más te apetezca y podrás disfrutar de la carne de pollo de forma sabrosa y saludable.