Fuera de mi dieta: alimentos con colesterol que debes evitar

Ya sea porque tienes el colesterol por las nubes y el médico te los ha prohibido o porque quieres evitar que aparezca, hay una serie de alimentos a eliminar de nuestra dieta para reducir el colesterol. Tu corazón y tus arterias te lo agradecerán, así que prepara boli y papel porque la lista de alimentos prohibidos es larga. Aunque lo habitual es fijarse en los alimentos buenos para el colesterol -que son muchos- hoy nos vamos a fijar en la otra lista, la negra, que tampoco está mal.

Las carnes procesadas

Seguramente los productos cárnicos sean la mayor fuente de colesterol que tenemos, así que tu dieta necesitará importantes cambios para combatir y prevenir este problema. Las carnes procesadas se asocian con problemas cardíacos y circulatorios, y el colesterol no se salva. Aquí aparecen los embutidos como la mortadela, el jamón york, el chorizo, el chopped o el salchichón, pero no el jamón natural. Eso sí, ten cuidado porque el tocino también nos aporta mucho colesterol así que evita la grasa del jamón siempre que sea posible.

kuvona || Shutterstock

Dentro de las carnes procesadas también podemos incluir las salchichas, las hamburguesas, el bacon -que además es muy graso- o las vísceras como el riñón, el hígado o los sesos. Los productos que se venden enlatados en aceite, como pueden ser el atún o las anchoas, también son ricos en colesterol. Las carnes muy grasas tampoco son recomendables por la misma razón que rechazamos el tocino del jamón. Un corte magro de cualquier carne, sin demasiada grasa, es mucho más saludables.

Todo lo que debemos saber sobre las carnes procesadas

Los lácteos

La leche y sus derivados contienen una gran cantidad de ácidos grasos, y la mayoría de ellos tienen efectos perjudiciales para el colesterol. Entre los peores productos están las leches enteras -mejor las desnatadas, igual que el yogurt-, la mantequilla y la margarina, también ricas en grasas saturadas, o quesos como el gouda, el chedar, el gruyere, el fontina o los quesos cremosos. Tampoco se salva de la quema el helado. Pese a sus nutrientes, los lácteos harán que te suba el colesterol.

Estos son los lácteos más saludables

alexpro9500 || Shutterstock

Alimentos fritos y refinados

Antes hemos hablado de las salchichas y hamburguesas, pero también deberíamos eliminar de nuestra dieta alimentos ricos en grasas trans, una fuente de colesterol superior a las grasas saturadas. Las patatas fritas, la pizza o los productos de bollería industrial entran dentro de estos productos, que además de disparar el colesterol malo reducen el bueno. No podemos olvidar los hidratos de carbono refinados, entre los que aparecen productos tan habituales en nuestro día a día como el pan o la pasta.

alimentos mas caloricos

Syda Productions || Shutterstock

También tendrás que renunciar a los productos azucarados, empezando por las galletas, los pasteles, dulces, el chocolate o comidas precocinadas que contienen azúcares añadidos. Son dañinos en muchos sentidos: provocan obesidad, otra fuente de problemas de corazón y asociada al colesterol; aumentan el colesterol y los triglicéridos y reducen el colesterol bueno. Unos efectos similares tienen los refrescos, zumos azucarados o las bebidas energéticas , que además pueden provocar ciertas adicciones al azúcar.

Las bebidas alcohólicas

Pero no solo las bebidas azucaradas disparan el colesterol, las alcohólicas también lo hacen. Alguna vez habrás oído eso de que una copita de vino o una cerveza al día no hacen daño. No lo hacen en este sentido, pero no sigas. Además de ser calorías vacías, superar esa cantidad hará que suba el colesterol. La cosa no acaba aquí, cuanta más graduación tenga lo que estás bebiendo, peor será para el colesterol. Igual que pasa con la yema de huevo, un consumo moderado te ahorrará problemas de colesterol a largo plazo y otros dolores de cabeza a más corto plazo.

Colesterol