¿Engordan más los cereales refinados que los integrales?

cereales refinados calorias

Cuando nos proponemos realizar una dieta para bajar de peso y acabar con esos kilos que nos sobran, en muchas ocasiones desechamos la idea de comer cereales, puesto que tenemos en mente que son demasiado calóricos y nos aportarán excesivas calorías que solo obstaculizarán nuestro objetivo. En algunos casos, si nos gustan demasiado, lo que hacemos es optar por la versión integral de los cereales en lugar de por la versión refinada, algo que técnicamente nos puede favorecer más a la hora de no coger más peso. Pero eso significaría que los cereales refinados engordan más que los integrales. ¿Es así del todo?

Para responder a esta pregunta debemos entender primero la diferencia entre ambos tipos de cereales. Lo primero que hay que saber es que cualquier tipo de cereal puede ser refinado o integral, ya que esta diferencia se basa en el método en el que ha sido producido y manufacturado, por decirlo de alguna forma. De ahí que siempre exista la alternativa “normal” y la alternativa integral de un cereal. La diferencia entre ambas es que en la alternativa refinada, el salvado y el germen del cereal se sustrae, dándole más sabor y permitiendo que dure más tiempo sin estropearse, pero también provocando la pérdida de muchos nutrientes.

¿Los cereales refinados e integrales son igual de calóricos?

Ese salvado es lo que hace que los cereales sean un alimento tan nutritivo para nuestro cuerpo, y en muchos casos, es la razón por la que deberíamos tomarlos. Claro que si mantenemos esa parte del cereal, su sabor será menor y caducará antes, algo que en última instancia tampoco debería importarnos demasiado si lo vamos a consumir enseguida. En cuanto a las calorías, sobre el papel los dos tipos de cereal nos aportan las mismas, aunque la diferencia está en los niveles de glucosa de unos y otros.

Bol de cereales con leche



Al ser un alimento mucho menos nutritivo, los cereales refinados pueden suponer una subida de glucosa en nuestro organismo, es decir, un aumento del nivel de azúcar en sangre, que si llega a ser excesivo puede provocarnos problemas graves. En caso de abusar de este tipo de alimentos, esa glucosa pasará a convertirse en hidratos que se quedarán en nuestro cuerpo al no poder ser asimilados por nuestro organismo de una manera correcta. Algo que no pasa con los cereales integrales, que además cuentan con otra ventaja, la de poseer un gran aporte en fibra, que nos permitirá controlar mucho mejor el apetito y los propios niveles de glucosa en sangre.

yogur con cereales beneficios

Así que intentando responder a la pregunta del título, podríamos decir que, aunque sobre el papel las calorías son las mismas, lo cierto es que los cereales refinados pueden hacernos engordar más o frenar un poco nuestros intentos por adelgazar, siendo siempre una opción menos interesante que la de los cereales integrales, no solo por todos los nutrientes que estos nos aportan, sino por el beneficio para nuestro organismo que suponen. Tomar fibra es también una buena manera de regular nuestra digestión y expulsar de nuestro cuerpo todo lo que no necesitamos.

Razones para controlar el consumo de cereales refinados

Sin embargo, en muchos casos los consumidores desechan los cereales integrales por su falta de sabor, algo que es imposible cambiar, al menos por ahora. Por eso, tal vez lo mejor sea combinar algunos cereales refinados con otros integrales, buscando siempre que los refinados sean los menos calóricos y los que menos glucosa nos ofrezcan, para que los niveles de azúcar en sangre de nuestro organismo se mantengan estables. Una alimentación sana y equilibrada incluye también a estos cereales, y sería un error borrarlos por completo de nuestra dieta solo por pensar que así adelgazaremos de una manera mucho más sencilla