¿El yogur desnatado engorda?

comer yogur desnatado es bueno o malo

Hay muchos mitos y leyendas en el mundo de la alimentación, y una de las creencias más habituales es que el yogur desnatado engorda. ¿Es verdad o es mentira? Si tenemos en cuenta que cada vez que inicias una dieta el yogur desnatado es uno de los alimentos imprescindibles, parece claro que el yogur desnatado no engorda. Eso sí, si te comes dos yogures desnatados pensando que no vas a ganar peso o si le añades miel o azúcar para endulzarlo lo más seguro es que tu peso se resienta, aunque da igual si es desnatado o normal.

No sólo no engorda, sino que es beneficioso

Prácticamente todas las marcas de yogur que encontramos hoy en día en el supermercado tienen una versión entera y una desnatada. La gran diferencia entre ambas es que la versión desnatada tiene menos calorías y grasas saturadas, así que desde el punto de vista nutricional siempre es mejor . Más allá de estas diferencias entre grasas y calorías, las propiedades son prácticamente idénticas con la única excepción del sabor. Para lograr el mismo sabor y textura las marcas recurren a azúcar -más calorías- o edulcorantes que los endulzan.

almaje || Shutterstock

Un consumo a largo plazo de estos yogures sí que puede suponer un riesgo para tu salud, así que mejor descartar los yogures que utilicen colorantes, edulcorantes o aromas. De esta manera, la opción ideal para nuestra salud sería el yogur natural desnatado. Ten en cuenta que al no tener azúcares ni grasas será algo ácido, por lo que puedes añadirle fruta, cereales, frutos secos o pasas para darle un poco más de sabor de forma natural, sin tener que recurrir a productos artificiales.

Si nos fijamos en las calorías de los diferentes tipos de yogur que tenemos en el mercado, vemos que el yogur desnatado no pasa de 38 calorías cada 100 gramos, siendo la versión con menos aporte calórico. En las antípodas del desnatado están el yogur de soja, con 90, y el griego, con 121 calorías que lo convierten en el yogur más calórico. Los yogures de sabores y frutas se quedan en 83, el líquido tiene 78 calorías, el doble del desnatado, y 100 gramos de un yogur natural entero suponen 55 calorías.



como adelgazar de forma rapida y sana

VGstockstudio || Shutterstock

Más allá de tener menos grasas y azúcares que los yogures enteros, el calcio es otra de las razones para incluir el yogur desnatado en las dietas para adelgazar. Todos conocemos de sobra ese papel tan importante que juega este mineral, abundante en todos los lácteos, para nuestra salud ósea; pero en el caso del yogur desnatado el calcio también actúa como elemento saciante y en la regulación del cortisol, una hormona que se genera en situaciones de estrés y que es una de las culpables de la acumulación de grasa en el abdomen.

Otra de las ventajas del yogur desnatado es que no tiene colesterol, algo que no pueden decir otras versiones como el entero. De hecho, cuanto más graso sea el yogur más colesterol tendrá, aunque es cierto que la industria ha hacho grandes esfuerzos en los últimos años y podemos encontrar yogur griego desnatado, teóricamente sin colesterol, cuando es el más graso. De todos los tipos de yogur solo el de soja es libre de colesterol al prepararse a partir de leche de soja, que por su origen vegetal no tiene colesterol.

tomertu || Shutterstock

Antes de despedirnos, recuerda que las dietas milagro como la del yogur no existen. Te pueden ayudar a perder peso rápidamente a muy corto plazo, pero a medio y largo plazo serás víctima del efecto acordeón, acabando en un peso incluso superior al que tenías antes de iniciarla. Una buena dieta no tiene por qué ser restrictiva, y debemos acompañarla de ejercicio. Y, como ves, el yogur desnatado tiene sitio en ella.