¿Cuáles son las mejores algas coméstibles?

algas saludables

Vitaminas A, B1, B2, C, D, E y K, sodio, hierro, calcio, fósforo o potasio entre otros minerales, una proteína vegetal muy completa que nos aporta una gran cantidad de aminoácidos esenciales, fibra, clorofila para asimilar mucho mejor todos esos nutrientes… Nos sobran las razones para disfrutar de las algas, un alimento cada vez más habitual en nuestra cocina; pero como es habitual cuando nos enfrentamos a un alimento semidesconocido y con tantas especies nos preguntamos por las mejores algas para comer, las algas más saludables que existen. Descubramos las más interesantes.

Alga nori

Probablemente sea la que más veces has comido, ya que es la alga que se utiliza para el sushi. Se trata de una alga que estimula la flora bacteriana, regula el funcionamiento del estómago y limpia el sistema digestivo. Rica en hierro es muy buena para la sangre, ya que además de combatir la anemia la purifica, y retira los metales pesados del sistema linfático. Por último, sus proteínas y vitaminas hacen que sea un sustituto a tener en cuenta de la carne en una dieta vegetariana o vegana. Se come en puré (conviene cocerla unos 5 minutos), tostada, espolvoreada, en ensalada, en batidos

successo images || Shutterstock

La espirulina

Es otra de las algas más habituales en nuestro país, ya que se utiliza habitualmente en las dietas para bajar peso, aunque no es el único fin. De hecho, se trata de una de las mejores fuentes de nutrientes puros, con un 70% de proteína vegetal y un aporte de clorofila que mejora considerablemente la asimilación de los minerales y las vitaminas que nos aporta. Elimina toxinas, mejora las defensas y es un alimento energizante, de ahí que mucha gente beba polvo de espirulina con zumo a primera hora. También se puede comer en ensaladas, pastas o arroz, siempre en su estado natural.

Otras razones por las que tomar espirulina

Elena Schweitzer || Shutterstock

Alga wakame

Es una de las algas con más vitamina B que encontramos, con todo lo que eso significa. Además, tiene propiedades antiestresantes. Purifica la sangre, te ayudará a mejorar el aspecto de la piel o del cabello y se dice que refuerza los órganos reproductivos. Una vez más la podemos consumir cruda o añadirla a nuestros guisos, platos de pasta, ensaladas, etc. Lo único que tendrás que hacer es tenerla algo menos de 5 minutos en remojo, escurrirla y cortarla para que nuestro plato tenga la mejor presentación posible.

Todo lo que el alga wakame puede ofrecernos

alga wakame que es

Tatiana Frank || Shutterstock

Agar-agar

Seguro que el nombre te suena, es la alga que se utiliza para la producción de gelatinas, pero también es muy común su uso a la hora de espesar salsas, sopas, postres o batidos, tanto fríos como calientes. En realidad no es una alga en sí, sino que estamos ante una combinación de 8 algas muy rica en fibra. Así, además de facilitarle al sistema digestivo la tarea de digerir la comida nos servirá para reducir el colesterol y solucionar los problemas de estreñimiento o de colon. Para utilizarla en ensaladas basta con remojarla 10 minutos, el tiempo que debes cocerla si quieres hacer gelatina casera.

Otras algas que deberías añadir a tu dieta

La dulse y la hijiki son dos de las algas más destacadas. La alga dulse nos aporta una gran cantidad de minerales, multiplicando por 30 el potasio de los plátanos o por 200 el hierro de la remolacha. Como la wakame, hay que remojarla un poco antes de escurrirla, cortarla y añadirla a nuestros platos. En cambio la hijiki la coceremos durante 30 minutos antes de comérnosla y aprovechar la gran cantidad de calcio que nos aportará. Probablemente sea la más desconocida de todas. Por último está la alga kombu, genial para decorar tus pastas y carnes por su color pardo. Es muy aromática, ideal para los guisos o las legumbres.