¿Cómo debemos lavar las frutas y las verduras para que sean saludables?

trucos para lavar fruta y verdura

Una dieta equilibrada es la que está formada por una cantidad suficiente de frutas y verduras. Son, sin duda, los mejores alimentos para que el organismo tome los nutrientes necesarios y se equilibre. Para una correcta ingesta de estos alimentos es muy importante que estén bien lavados para que sean saludables. Debemos pensar que antes de comprarlos en el mercado o en nuestra tienda habitual, las frutas y verduras han pasado por muchas manos, procesos y etapas. Desde la recolección, el almacenaje, el transporte, la puesta en el mercado… y ello deja toda clase de contaminantes que pueden llegar a ser perjudiciales para el organismo. Es importante inculcar estos hábitos a los niños, explicar que las frutas deben ser lavadas y porqué.

En realidad es mucho más importante lavar bien este tipo de alimentos en comparación con otros, puesto que normalmente no se someten a ningún tratamiento para eliminar una posible contaminación con microorganismos.

Ante todo, higiene personal

Antes de lavar las frutas y verduras, y siempre que nos pongamos a cocinar, las manos deben estar muy limpias. La higiene personal es indispensable cuando tocamos alimentos, pero también debe estar limpio y desinfectado el lugar en el que nos pondremos a cocinar: la tabla para cortar las verduras, los utensilios, el horno, la batería de cocina… y la cocina en general.

manos-limpian-tenedor-agua

Lavar y pelar frutas y verduras

Es importante destacar que las frutas y verduras deben lavarse en su totalidad, incluida la piel aunque no la vayamos a consumir. En caso de pelarlas también deberemos lavarlas, ya sea para consumirlas directamente o para cocinarlas. Para ello es recomendable usar agua templada del grifo en lugar de agua caliente y frotar las frutas y verduras con las manos para quitar posibles restos de tierra. En el caso de las verduras de hoja verde, las primeras hojas pueden quitarse, pues suelen estar en mal estado la mayoría de las veces.

En frutas pequeñas, podemos hacer uso de un colador o de un recipiente con agua para lavarlas en su totalidad. Lo mismo sucede con las verduras pequeñas o las hierbas aromáticas. Luego, tanto verduras como frutas, pueden secarse con un papel de cocina, aunque para algunas frutas no será necesario. Ciertas personas, para una limpieza más exhaustiva, suelen lavar las piezas con un puñado de sal y un chorro de vinagre. Incluso hay quien las sumerge en agua con hipoclorito sódico y después las enjuagan con agua.

Nataliya Arzamasova || Shutterstock

Nataliya Arzamasova || Shutterstock

Cuidado a la hora de comprar las frutas y las verduras

Cuando hagamos la compra de frutas y verduras es muy importante que estas sean de calidad. Es decir, es mejor no adquirir aquellas que tienen golpes o mal dolor, porque podrían ser un riesgo para el organismo. Normalmente este tipo de frutas ya no deberían venderse en la tienda o supermercado. Como consejos es mejor ir a la tienda de confianza, donde sabemos que la fruta está fresca y es de alta calidad. O si no optar por el km 0 ó cercanía y comprar directamente a un agricultor de confianza.

Algunas verduras y frutas están cortadas y peladas, y mantenidos correctamente en el frigorífico antes de su consumo. Comprarlos nos quita tiempo, de manera que no hace falta lavar antes estos alimentos porque ya lo están. Eso sí, hemos de asegurarnos que estarán en casa pronto y pasaremos el menos tiempo posible en la calle.