Chips de verdura, un snack saludable y sabroso

chips de verduras beneficios

¿Quién no ha abierto una bolsa de patatas fritas y se ha sentado con ella en el sofá? Aunque sea lo más tentador del mundo, no es nada saludable y luego vienen los remordimientos. Sin embargo, hay una alternativa saludable que, si bien deberíamos consumir con moderación, no hará que nos preocupemos después del atracón: los chips de verduras, un snack muy saludable y sabroso y que puedes preparar en casa tú mismo, librándote de los aditivos y conservantes que acompañan a los snacks industriales.

Igual que esas patatas fritas de bolsa, los chips de verdura están hechos a base de verduras, pero son mucho más saludables. Además, podemos combinar diferentes verduras, logrando un snack muy colorido y atractivo. El hecho de ser caseros no está reñido con que sean crujientes o salados, pero ojo porque también los puedes endulzar. Eso sí, aunque las encuentres en el supermercado piensa que probablemente sean como las patatas fritas de bolsa con otro vegetal, de ahí la importancia de que sean chips de verdura caseros.

¿Qué beneficios nos aportan los chips de verdura?

La lista de beneficios de este delicioso snack es larga, empezando por su escaso aporte calórico. La cantidad de calorías que ingieras la marcarán las verduras que utilices. Por ejemplo, la remolacha, la zanahoria o la manzana son más calóricos que el calabacín o el rábano, por lo que los chips de estos vegetales también aportarán más calorías, aunque realmente la diferencia es mínima. Si añades un poco de sal o azúcar cuando los horneas -nunca los frías- el aporte calórico es mayor, como pasa con los frutos secos.

como adelgazar de forma rapida y sana

VGstockstudio || Shutterstock

 



Aunque el hornearlos no modifica la cantidad de calorías que ingerimos, el valor nutritivo sí que se ve alterado al deshidratar las verduras. Vitaminas como la vitamina C o las del grupo B se pierden por el camino, ya que son especialmente sensibles al calor. Aún así, podemos beneficiarnos de las vitaminas y del resto de nutrientes de las verduras, aunque siendo siempre conscientes de que en menor cantidad que si los comiéramos crudos. Por esa misma razón, el consumo de chips de verduras no puede sustituir las cinco raciones diarias de frutas y verduras.

De hecho, una de las recomendaciones más habituales es que una de esas cinco raciones sea en forma de ensalada con el objetivo de aprovechar el 100% de los nutrientes que nos aportan las verduras crudas. Otro de los puntos débiles de los chips de verdura es que la fibra desaparece en el horneado del producto, otro argumento más para combinar su consumo con las famosas cinco raciones al día.

Como siempre que preparamos nosotros mismos un alimento en casa nos ahorramos los aditivos y grasas saturadas que utiliza la industria de los alimentos en busca de un ahorro de costes y una mejora de la conservación. Basta con mirar los ingredientes en la bolsa para descubrir la gran cantidad de productos desconocidos para nosotros que esconden esos alimentos. Tampoco vamos a preparar chips de verduras para dos meses, lo normal es que los comamos al momento o en un par de días, así que nuestro organismo agradecerá que prescindamos de ellos.

Estas son las mejores verduras para hacer chips

Realmente puedes utilizar cualquier verdura para preparar chips, la única condición es que te guste. Puedes preparar deliciosos y coloridos combinados, aunque busca siempre verduras con una buena consistencia: las propias patatas son uno de los recursos más habituales, pero la remolacha, el apio, el calabacín, la berenjena, el boniato o la calabaza tienen la textura ideal para preparar unos chips deliciosos. No debemos abusar de ellos por culpa de este valor nutritivo inferior a las verduras preparadas de otra forma, pero su consumo no tiene que ser tan esporádico como el de las patatas fritas.